CONCLUSIONES

 

  • I JORNADAS DE FORMACIÓN              Y CONVIVENCIA
  • JINÁMAR 2014               
  • INTRODUCCIÓN  .

El pasado mes de Junio NC en Telde, bajo el lema #OtraAlternativa para Jinámar, organizó este encuentro de formación con el objetivo de realizar una diagnosis participativa de la sociedad del barrio de Jinámar. Contexto que también se ha visto afectado por la crisis socioeconómica en políticas sociales, empleo, juventud… En definitiva, una realidad fruto de las políticas de recortes en el estado social de derecho en un barrio con una clara vulnerabilidad social.

Por lo tanto, NC con este tipo de acciones ha pretendido la reflexión y el análisis desde la situación general que atraviesa el archipiélago hasta la situación local y concluir con el contexto del barrio de Jinámar en los siguientes espacios de debate:

1.-“Lucha contra la pobreza y la exclusión social”

2.- “Dinamización económica y empleo”

3.- “Jinámar y su patrimonio”

4.- “Juventud y crisis: El reto de los jóvenes”

  

Unas Jornadas abiertas a la ciudadanía y militancia de la organización que además contaban con la charla “Canarismo, sentimiento y conciencia: Tres estadios de nuestra identidad”. Con ello, desde NC Telde, como organización nacionalista de izquierda, se ha persistido en el objetivo de crear conciencia nacional a través del conocimiento de la idiosincracia canaria, de nuestras señas de identidad.

Con este documento, las conclusiones de las mesas de trabajo que se presentan a continuación, se pretenden crear futuras directrices de trabajo de acuerdo a un análisis de la realidad del contexto socioeconómico del barrio de Jinámar.

Conclusiones de la Mesa “JUVENTUD Y CRISIS: EL RETO DE LOS JÓVENES”

Para empezar, sería importante señalar la bicefalia que se está dando en la juventud actual: por un lado, se encuentran aquellos jóvenes que estudian alguna formación superior (o varias) y trabajan en lo que vaya surgiendo y corren en una maratón que no llega a ningún lugar. Y, por otro, los conocidos “ninis”, que no trabajan porque no encuentran empleo y que tampoco estudian porque al ver que los que sí lo hacen, se encuentran en precariedad laboral, y deciden por tanto, que no perderán su tiempo en estudiar.

Lo que tienen en común esto dos grupos, además de la juventud, es el factor de la frustración. Se trata, como la prensa titula, de la “Generación mejor preparada de la historia”. Pero también se trata de la “Generación de la frustración”. Frustración por haber sido engañados, muchos de ellos por haber trabajado duro con la promesa de que sí lo hacían, su futuro iba a ser mejor que el de sus padres y abuelos. Y decepcionados por ver que la inmensa mayoría de las instituciones públicas no hacen nada por resolver este problema.

Esta frustración la acompaña también la desmotivación y la falta de participación. A pesar de vivir en la era en la que más comunicación hemos tenido, vivimos, sobre todo los/as jóvenes, en la sociedad del individualismo. Esta falta de motivación y participación hace que haya escasa o nula presencia de jóvenes en las instituciones, que es el lugar donde únicamente se pueden cambiar las cosas.

Por tanto, en la mesa de debate se ha llegado a las siguientes conclusiones:

1. El primer paso a dar es crear motivación, participación e interés entre los jóvenes. Los jóvenes tienen ideas y capacidad de crítica: quieren un cambio. Pero no están organizados colectivamente. Quizás es por la época que nos ha tocado vivir, en la que ya todo estaba hecho para nosotros. Lo cierto es que no nos implicamos en actividades colectivas si éstas tienen tintes políticos o de tipo vecinal. Por eso, sería bueno empezar con actividades más lúdico-deportivas y para ello se debería utilizar el patrimonio ya existente que está en decadencia (véase el polideportivo Juan Carlos Hernández). Darle uso a estos edificios ya construidos y abandonados es una señal de que se pretende hacer un cambio. El objetivo de motivarlos a organizarse e involucrase en este tipo de actividades es que por medio de los grupos siempre se crea debate, y cuando hay debate, hay crítica, movimiento, y luego acción. El descontento tiene que transformarse en acción. Cuando los jóvenes estén organizados y debatan en conjunto, verán que la única solución pasa por implicarse más en las instituciones políticas, que finalmente son las que rigen nuestras vidas.

2. Una vez sean escuchados en estas instituciones, los/AS jóvenes pueden hacer llegar varias propuestas. Una de ellas, por ejemplo, y muy relacionado con lo anterior, sería fomentar el empleo en los mismos lugares donde el patrimonio está en deterioro. Un programa de empleo podría ser contratar a algunos/as jóvenes del mismo barrio para reparar el polideportivo que tanto ansían usar y que no pueden.

3. Otra propuesta sería que Ayuntamiento llegara a algún tipo de convenio con los comercios de la zona en beneficio de los jóvenes. Mucha juventud se encuentra con el obstáculo, una vez acabados los estudios, de no poseer experiencia laboral alguna. Si a nivel local el Ayuntamiento tramitase algún tipo de acuerdo, muchos jóvenes que terminasen sus estudios estarían dispuestos a trabajar un periodo corto por un salario pequeño a cambio de obtener su primera experiencia laboral.

4. En relación al punto anterior, pedimos también que se considere implementar mejoras en la formación profesional. El problema en España en la formación superior (tanto universitaria como profesional) es que los estudiantes no tienen experiencia alguna tras terminar los estudios. Cuando se habla con jóvenes y se les pregunta qué opinan sobre la Formación Dual en Alemania, consideran que eso mejoraría sus vidas en gran medida. Estudiar mientras haces unas prácticas durante dos años, en los que recibes una remuneración pequeña y además terminas obteniendo experiencia, es, sin duda, una clara motivación para los jóvenes. Si el Gobierno español ejecuta todos los días órdenes llegadas de Alemania que van en detrimento de la población, que también sea capaz de importar métodos que sí son productivos en dicho país y mejorarían la calidad de vida de los ciudadanos.

Resumiendo, el gran reto entre los jóvenes es conseguir empleo y destruir ese sentimiento de frustración. Para ello es necesario enseñarles a organizarse colectivamente, para reivindicar sus derechos y hacer llegar sus opiniones, críticas y sugerencias a las instituciones y dirigentes, que finalmente son que realmente podrán cambiar la situación de estos miles de jóvenes que quieren dejar de titularse la generación de la frustración o la generación de los “ninis” para pasar a convertirse en la generación de los sueños cumplidos.

Conclusiones de la Mesa “DINAMIZACIÓN ECONÓMICA Y EMPLEO”

En esta mesa se debatieron las causas de la crisis socioeconómica, la burbuja inmobiliaria que afectó a Canarias creando empleo a la población sin cualificar, un hueco de mercado que finalizó y que devolvió a la situación de desempleo y de riesgo de exclusión social a miles de canarios/as y de pequeñas empresas y autónomos.

Tras esta reflexión se apuntó la apuesta que se debiera hacer por un turismo sostenible y de calidad como motor económico actual de las Islas así como la diversificación de la economía aportando por otros sectores emergentes.

Aterrizando en el contexto socioeconómico del barrio de Jinámar, el más poblado del municipio y con unas características sociales, económicas y culturales propias que hacen que gran parte de su población no posea cualificación profesional y que se encuentre en situación de desempleo.

Con estas reflexiones se llegaron a las siguientes conclusiones que parten de las necesidades que se presentan en la población de Jinámar con el objetivo de mejorar las condiciones de vida del barrio:

  1. La      necesidad que desde las etapas educativas de infantil, primaria y      secundaria se lleve a cabo un plan de control y prevención del absentismo      y abandono escolar.
  2. La      creación de un centro de FP Integrado donde se ponga en marcha la      formación para trabajadores, la formación ocupacional o para el empleo y      el sistema de acreditación profesional (acreditar la experiencia).
  3. Orientación      del desempleo en el sector de la construcción, hacia la rehabilitación de:      Edificios Municipales, Viviendas, así como Mantenimiento y mejora de los      polígonos industriales.
  4. Revisión      de Impuestos y posibles bonificaciones a nuevos emprendedores.
  5. Creación      de un observatorio Municipal de empleo, que contenga:

        *Ventanilla única

        *Asesoramiento y atención personalizada a empresas.

        *Facilitar la burocracia a los nuevos emprendedores.

        *Análisis de mercado (sectores económicos emergentes)

Conclusiones de la Mesa “PATRIMONIO E INFRAESTRUCTURA”

En esta mesa se resaltó el rico patrimonio prehispánico del Valle (La Restinga, Mirador, Sima de Jinámar) así como la geología de la zona con especial relevancia en la ruta de los volcanes desde Bandama hasta Cendro. Una explicación por parte del ponente, que dio a conocer a los asistentes del valor paisajístico, cultural e histórico de la zona. Por lo tanto, se trató de poner en valor al barrio de Jinámar y reconocer sus potencialidades

No obstante, también se realiza un análisis de la situación actual de las infraestructuras públicas del barrio y del estado del patrimonio histórico y cultural que posee Jinámar. Actualmente en un estado de abandono absoluto por parte de gobierno de Telde PP-CIUCA-CCN. Ejemplos como el cierre de la NORIA, Polideportivo Juan Carlos Hernández, Centro de Mayores , el estado de abandono de la Casa de  la Condesa , la Escuela Infantil y el deterioro de la antigua Gerencia, Campo de fútbol Pedro Miranda ,Parque de las Mil Palmeras, red de riego, parques infantiles y zonas aledañas a los edificios.

De ahí que de acuerdo a las potencialidades pero también a las necesidades debido a la dejación institucional se formularon las siguientes propuestas:

1. Ejecutar un plan de rehabilitación del Valle de Jinámar.

2. Convertir el patrimonio en una fuente de dinamización económica y del empleo a través del turismo.

Conclusiones de la Mesa “LUCHA CONTRA LA POBREZA Y EXCLUSIÓN SOCIAL”

 

Partiendo de un breve análisis observacional, existe una parte importante de la población que no ve cubiertas sus necesidades básicas y que se encuentran en situación de desempleo: dificultades en la administración local para la gestión de “vales de alimentación”, trámites burocráticos eternos para dotar de prestaciones e inexistencia de planes de empleo social con acciones dirigidas específicamente a la población en riesgo de exclusión social. Todo ello ha desembocado en que la ciudadanía se encuentra con un alto nivel de frustración personal, política, social y económicamente. Un sentimiento generalizado de engaño, donde priman beneficios personales bajo el lema “a río revuelto, ganancia de pescadores”, promesas incumplidas.

Un sufrimiento palpable físicamente en la mayoría de las personas con responsabilidades parentales y mucho más acuciante si la responsabilidad recae en la mujer.

Un desmadre organizativo en toda la Institución Municipal, con una incapacidad manifiesta para paliar la exclusión social, no sólo desde los Servicios Sociales, Empleo y/o Economía. La inexistencia de una política integradora sin un plan de acción consensuado, definido, que ponga rumbo a la extinción de la exclusión social de la ciudadanía.

Una deuda pública que estrangula a la ciudadanía, PYMES con impuestos, cierre de Escuelas Infantiles, recortes en el pago a las empresas que prestan los servicios básicos de la ciudad (residuos sólidos, parques y jardines, cultura, vivienda, limpieza instalaciones, agua, etc.).

Por lo tanto, desde la institución municipal sólo se parchea o se actúa ante el peligro inminente (apaga fuegos). No se cubren necesidades básicas y mucho menos, las expectativas de la ciudadanía. Burocratización de las ayudas, sin información, sin planificación en acciones para el empleo, educación, deportes, cultura, etc. Donde prevalecen los reinos de taifa de cada grupo político presente en el gobierno, sin coordinación ni una política común, clara y definida. Con acciones directas insuficientes, sin cercanía.

 

La realidad municipal se tiñe de negro, con una ciudadanía sin aspiraciones, sin confianza en sus dirigentes ni en sí misma, sin capacidad para ordenar prioridades, con mucha rabia contenida ante la situación existente.

Esta breve reflexión diagnóstica de la mesa concluyó con una serie de propuestas transformadoras del contexto social del barrio que se presentan a continuación:

  1. Es      necesario trabajar desde la EMPATIA      (si me pongo en el lugar de la ciudadanía, les escucharé, entenderé,      compartiré y acompañaré aportando soluciones).
  2. Elaboración      y Planificación de un Plan Integral Municipal donde la erradicación de la      Pobreza y Exclusión Social que no se deje en el ámbito de los Servicios      Sociales, sino que forme parte de cada paso que se da en este municipio      desde todas las áreas.
  3. Coordinación      estrecha con el Gobierno de Canarias, exigiendo todo lo necesario para la      consecución de estas metas.
  4. Participación      activa de la ciudadanía de forma individual o bien a través de sus      representantes: colectivos vecinales, juveniles, culturales, deportivos,      sindicales, etc.
  5. Potenciar      la formación ocupacional y el empleo como una vía indirecta hacia la      erradicación de la pobreza y la exclusión social del municipio.
  6. Trabajar      con la ciudadanía Nuestra identidad Canaria como sentimiento de pertenencia y vínculo      común de lucha.